Presentamos algunos aspectos a considerar para la reforma integral de tu vivienda

27-06-2018 | Construcción
Aspectos a considerar para la reforma integral de tu vivienda

Las reformas en las viviendas son necesarias e inevitables, pero hay determinados aspectos a considerar para la reforma integral de tu vivienda. Tanto si se trata de reformas preventivas como si se realizan para reparar desperfectos, son unas tareas complicadas y que debemos tener previstas, en todos sus aspectos.

Si tenemos pensado realizar una reforma global de nuestro piso o nuestra vivienda, ofrecemos una serie de consejos para que todo el proceso sea rápido y sin sobresaltos.

Tener claras las necesidades

Saber de forma concreta qué queremos reformar nos ayudará a la hora de concretar un presupuesto. Las reformas más habituales en las viviendas son las reformas de la cocina y los baños, aunque también podemos incluir un cambio de distribución de las habitaciones.

Podemos realizar bocetos con ideas para ver sobre el papel cómo quedarían. Además, será más fácil que el profesional encargado de la reforma entienda las propuestas, si se las presentamos dibujadas. Pensemos bien cuáles son las necesidades y el estilo de vida familiar, con el fin de que la reforma concluya con una casa más funcional y acogedora para todos.

Conocer el presupuesto

Este es uno de los factores más importantes antes de afrontar una reforma en casa. Si disponemos de un presupuesto bien elaborado, podremos decidir si queremos incrementarlo, para ampliar la reforma; o, por el contrario, reducirlo en algún concepto.

Solicitaremos varios presupuestos de empresas de confianza, para poder comparar los precios. También podemos solicitar presupuestos online, que ayudarán a tener una visión más amplia de cuánto vamos a gastar.

Recuerda que el precio no es el mismo, si realizas reformas integrales en Granada y Málaga que si tu vivienda está en Madrid o Barcelona.

Buscar una empresa de calidad

Hay diferentes formas de informarse sobre la calidad del trabajo de las empresas constructoras. Viendo algunos de sus trabajos, hablando con clientes antiguos y comprobando el grado de conformidad de las personas que confiaron en esa empresa. Las empresas con una larga trayectoria suelen ser más fiables, pero también hay empresas jóvenes muy interesadas en realizar los trabajos a conciencia y que llevarán a cabo la obra con ganas e ilusión.

Asimismo, es importante asegurarse de que entienden las propuestas y no se empeñan en realizar las cosas según su criterio estético o funcional, sino según el vuestro.

Pedir los permisos necesarios

Para realizar obras, se requieren diferentes permisos, que debemos tener antes de comenzar. La empresa contratada nos ayudará a gestionar todos las licencias, ya que es conocedora de los trámites necesarios. Dependiendo de la reforma que vayamos a hacer, tendremos que solicitar permiso a la comunidad de vecinos, al Ayuntamiento o a otros organismos.

Contratar con la empresa constructora

Una vez aprobado el presupuesto, la empresa presentará un contrato de obra que deben firmar ambas partes. En este contrato deben figurar el trabajo que se desarrollará, los materiales empleados y el tiempo que durará la obra. Podéis acordar una cantidad de indemnización, en el caso de que la empresa no cumpla con los plazos de terminación de la obra.

La empresa debe tener un seguro de responsabilidad civil para posibles incidentes durante la ejecución de las obras. De esta forma, tanto nosotros como nuestros vecinos (en los bloques de viviendas) estaremos cubiertos, en caso de percances.

Cuando decidimos hacer una reforma integral en casa, no es suficiente haber contratado una empresa reconocida y de calidad. Debemos estar pendientes del desarrollo de la reforma, para actuar inmediatamente en el caso de que algo no nos guste o queramos cambiarlo. Si esperamos a que termine la obra para ver el resultado, tendremos que conformarnos con la realización o será mucho más caro el cambio.

Deja tu comentario