Reformas integrales Granada y Malaga

Reforma de viviendas

Estas son nuestras reformas de viviendas que le vamos a poder preparar

Las reformas de viviendas constituyen unos de los servicios que más nos solicitan a las empresas constructoras. En nuestro caso, queremos diferenciar las reformas de las que nos ocupamos de determinadas obras menores, como la reforma de un baño. Podemos, por supuesto, encargarnos de este servicio, pero siempre dentro de un plan de reforma más ambicioso.

Nos referimos, por tanto, a las reformas grandes y medianas. Se trata de reformas integrales, puesto que no implican solo el acondicionamiento de una estancia, sino que conllevan una concepción global de los espacios. Por ejemplo, en la rehabilitación de un edificio entero. Partimos de espacios preexistentes cuyas prestaciones vamos a mejorar mediante la realización de obras.

Llevar a cabo una reforma (las realizamos tanto en viviendas como en locales comerciales) supone abarcar todos los procesos que van a desembocar en el acondicionamiento de los espacios. Por consiguiente, en primer lugar, requerimos contar con los planos del lugar, lo que nos permitirá hacer un primer análisis de la situación. Asimismo, habremos interiorizado las necesidades del proyecto que, como cliente, nos haya expresado. Nos basamos en ellas y aportamos nuestro asesoramiento profesional.

No en vano, nuestra plantilla está formada por un equipo multidisciplinar de profesionales de todos los ámbitos relacionados con las reformas: arquitectos, aparejadores, decoradores, albañiles… Tenga en cuenta que, cuando abordamos uno de estos proyectos, nos encargamos de faenas complejas, que implican la coordinación de distintas aportaciones: desde el diseño de las nuevas estructuras de las instalaciones hasta el renovado interés que ha alcanzado el interiorismo, pasando por la elección de los materiales y acabados y su distribución.

Se trata de unos proyectos en los que le acompañamos desde el principio hasta el final de este. Desde que se acuerda un diseño de reforma y hasta que se produce la culminación de los trabajos que lo llevan a término, se producen diversas actuaciones que forman parte del proceso de reforma. En este aspecto, tan importantes son algunos trámites jurídicos como los trabajos que estos permiten realizar.

En este sentido, resulta normal que numerosos clientes puedan estar algo perdidos respecto a qué gestiones hay que realizar para poner unas obras en marcha. Por pequeña que una reforma sea (recordamos que, además, nosotros nos hacemos cargo de las medianas y grandes), necesita informar sobre ella y obtener una autorización para realizarla por parte de la Administración Pública (generalmente, por parte, en estos casos, de la municipal). Como muchos particulares ignoran la naturaleza y los plazos de estas gestiones y estas pueden resultarles farragosas, nos hacemos cargo de solicitar, con garantías de aprobación, todos los permisos y licencias de obras oportunos. Consideramos fundamental, por lo tanto, que toda reforma se lleve a cabo conforme a la ley. Asimismo, le informamos de las ayudas públicas en materia de vivienda a las que puede acceder.

Desde la planificación a la ejecución del proyecto, todos estos servicios (como los anteriores, que, delegados, descargan de trabajo al cliente) están incluidos en un presupuesto ajustado a las necesidades económicas del cliente y en el que están incluidos todos los costes del proyecto (desde las gestiones de índole administrativa y el diseño hasta la práctica puesta a su disposición de los nuevos espacios reformados).

Nuestra empresa se caracteriza por presentarle unos presupuestos en los que va a poder comprobar, desglosados, todos los gastos a los que tendrá que hacer frente, los cuales aparecerán asociados a los apartados a los que corresponden. Por último, tenga en cuenta que nuestro compromiso con la calidad de la reforma conlleva asumir unas garantías postventa totalmente fiables.

En definitiva, estamos a su disposición para afrontar las reformas de sus viviendas con la máxima profesionalidad.