Reformas de locales comerciales

Le contamos nuestras reformas de locales comerciales. No se las pierda

Las reformas de locales comerciales constituyen uno de los trabajos que se nos encargan con mayor frecuencia. No en vano, pueden incluirse en las reformas medianas y grandes, que son nuestras especialidades.

Si en todas las reformas sus beneficiarios deben contar con asesoramiento profesional, esta necesidad resulta todavía más evidente en los casos llevados a cabo en los locales comerciales. Tenga en cuenta que este asesoramiento se puede prestar incluso antes de elegir las instalaciones que acabarían albergando la actividad comercial que elija el cliente.

Como le hemos insinuado, no todas las instalaciones sirven para ser transformadas mediante una reforma en un local comercial. Algunas pueden no tener las condiciones requeridas a estos efectos, en otros lugares pueden no ser permitidas para la actividad pertinente por parte de los ayuntamientos, y también los hay en la que una reforma de este tipo podría resultar tan costosa (en tiempo y dinero) que no compensaría realizarla. Uno de estos casos sería el de un inmueble en el que previamente se hubiera llevado a cabo una actividad comercial, que hubiera supuesto una fisonomía del local tan distinta a la necesaria ahora, encareciendo considerablemente la operación de la nueva reforma.

Por lo tanto, es interesante que las empresas constructoras acompañemos a nuestros clientes en todo el proceso relativo a la reforma de un local comercial. Concebimos estos proyectos de una manera global y vamos ejecutando las actuaciones ordenadas en un plan integral. Por eso, contamos en nuestra plantilla con diferentes perfiles profesionales que, desde su cualificación, contribuirán en las diversas fases del proyecto: arquitectos, aparejadores, albañiles, decoradores…

Cuando se trata de proceder a esta clase de reformas, es fundamental que mantengamos una conversación con el cliente acerca de sus necesidades e intereses en el local. Es lo que, en el argot actual, conocemos como “qué historia quiere contar en él el cliente”. De este modo, seremos capaces de proyectar con coherencia el espacio con el que sueñe.

En primer lugar, le descargamos de algunas faenas que suponen requisitos imprescindibles, como gestionar las diferentes licencias de obras, sin las cuales no es posible poner en marcha las obras ni estrenar el local. Las hay de diferentes naturalezas y es importante tener en cuenta sus plazos, por lo que no se ha de dejar su tramitación para el último momento, puesto que pueden originar parones y sus consecuentes retrasos. Entre los permisos que va a necesitar su proyecto de reforma del local comercial, hemos de señalar los siguientes: certificado de compatibilidad urbanística, proyecto de interiorismo o arquitectura interior, proyecto de actividad, licencia de obra, dirección de obra, ejecución de esta o entrega de llaves, certificado de final de obra y licencia de apertura o actividad.

En cuanto al diseño en sí del local, nos adaptaremos a sus sugerencias en materia de revestimientos, estructuras, colocación de mobiliario y maquinarias y distribuciones. Asimismo, prestaremos nuestro asesoramiento en cuestiones técnicas. Por otro lado, le informaremos acerca de las obras que comportan algunas obligaciones asociadas a la seguridad y las instalaciones de suministros básicos, como el agua y la luz.

Por último, hemos de remarcar los aspectos más estéticos de estos locales, los cuales son ideados para hacer más atractivos sus espacios y “vender”. En la línea de la revalorización del interiorismo y realización de trabajos verticales en las fachadas, pondremos una especial atención en cuidar aspectos como la cartelería y la iluminación.

En definitiva, las reformas de locales comerciales constituyen proyectos que requieren un análisis concienzudo de las posibilidades de los espacios y la integración de las sugerencias.