Rehabilitacion edificios

Rehabilitaciones de edificios históricos

Pensamos rehabilitaciones de edificios de vivienda en centro histórico

Las rehabilitaciones de edificios de vivienda en el centro histórico constituyen unos de los trabajos que realizamos. No en vano, como somos una empresa que se encarga de reformas medianas y grandes, estos proyectos encajan perfectamente con nuestras especializaciones.

Cuando abordamos la reforma de los edificios de los centros históricos de las ciudades, unos espacios revalorizados a raíz de las rehabilitaciones de estos barrios, hemos de adaptarnos a las características particulares de estos ámbitos. Tenga en cuenta que se trata de espacios con unas condiciones peculiares, las cuales a menudo son reguladas por normativas municipales que los protegen.

Por lo tanto, partimos de unas estructuras previas que, en la medida de lo posible, hemos de intentar no alterar en exceso. El espíritu de una rehabilitación consiste en lograr mejoras de habitabilidad y estética sin realizar una transformación radical de los espacios que los deje irreconocibles. Recuerde que, precisamente, la naturaleza antigua del edificio supone un valor cualitativo a tener en cuenta y que ha de ser mantenido. En este sentido, estilos de interiorismo como el vintage o el industrial se basan en la revalorización de la elegancia consustancial de los estilos más retrospectivos.

Sin embargo, estará de acuerdo en que las prestaciones de estos edificios son susceptibles de ser mejoradas mediante la introducción de algunas reformas y modernizaciones. Esta renovación de las viviendas puede ser realizada sin alterar el estilo arquitectónico del edificio y causando los mínimos trastornos, en tiempo, recursos económicos y molestias, a los vecinos.

Estos trabajos, por otro lado, pueden ser encargados tanto a nivel individual como en representación de una comunidad de propietarios. Al fin y al cabo, además de mejorar la estética, el objetivo principal va a ser conseguir unas condiciones de vida óptimas en estos espacios. No olvide que algunas de las estructuras pueden haberse deteriorado con el paso del tiempo y requerirán una nueva puesta a punto. De hecho, algunas normativas implican sus revisiones.

Entre los supuestos de obras a acometer, destacamos las relativas a los trabajos en altura. Trabajos que implican la presencia de empleados cualificados en esta clase de faenas y el empleo de materiales de elevación y seguridad en condiciones. De este modo, podemos afrontar las rehabilitaciones de fachadas y paredes. Además, también podemos abarcar trabajos en cubiertas, techos y patios interiores.

Las instalaciones de agua, gas y electricidad también son susceptibles de ser mejoradas, por lo que las revisaremos a fondo. De hecho, las canalizaciones y los sistemas de ventilación son equipamientos a los que se proporcionará una gran importancia en estas obras de reformas. Tanto debido a que pueden resultar complejas sus manipulaciones en los trabajos verticales como por su relevancia en materia de eficiencia energética.

En este sentido, le recordamos que la Directiva 2010/31/UE implica que esta, antes de 2020, debe crecer en un 20 %. Los edificios antiguos de los centros de las ciudades fueron construidos cuando no existía la actual sensibilidad relativa a la ecología y al ahorro de energía. En cierto modo, este ahorro depende también de los aislamientos térmicos y acústicos a los que podemos proceder.

Está comprobado que resulta más rentable una rehabilitación integral de este tipo de edificios que el acometimiento puntual de actuaciones aisladas. Estos proyectos, por otra parte, se conciben como intervenciones integrales, las cuales comienzan por una evaluación técnica de los espacios. A posteriori, estudiaremos las secciones deterioradas en las que tendremos que invertir nuestro capital humano y material.

En definitiva, nuestras rehabilitaciones de edificios de viviendas en el centro histórico son proyectos globales que mejoran estos espacios sin cambiar demasiado su fisonomía tradicional y original.